Un agente de la Policía Nacional Civil (PNC) resultó ileso de un hecho armado sufrido en su contra, la noche del miércoles en el caserío San Venancio del cantón El Junquillo de Ahuachapán de acuerdo a un comunicado emitido por la institución policial, el hecho armado ocurrió cerca de las 7:00 de la noche, cuando un grupo de malacates, entre 8 y 12 integrantes, llegaron hasta donde se encontraba el agente policial y trataron de acabar con la vida de ellos.

Agrega que el Policía logró alcanzar su arma de fuego y repelió el hecho del grupo de malacates

Otras fuentes policiales explicaron que, al darse cuenta de lo que estaba sucediendo, un grupo de personas que pasaba por el lugar, y frente a la desventaja numérica que tenía el Policía frente, perdieron el miedo y se lanzaron con los malacates, ayudado así al agente policial que logró pegarle a dos malacates con su arma asi lo menciona el periodico La Prensa Grafica

Ambos malacates fueron eliminados minutos después debido a las graves heridas, explicaron las fuentes policiales.

“Frente a la necesidad del policía, la población se unió a él y le ayudó para que no acabaran con su vida”, explicó brevemente un agente de la PNC que manifestó no estar autorizado para brindar mayores detalles del hecho, agregando que las personas que ayudaron al policía se fueron rápidamente del lugar para evitar ser identificados por los mareros.

los dos malacates, de quienes no se reveló la identidad, fueron señalados como integrantes de una mara de Ahuachapán, y cuyas edades oscilan entre los 20 y 25 años de edad, explicó la PNC en su comunicado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here